Noviembre, 2021

El Juego del Salemal

El Juego del Salemal

Compartir en

share on twittershare on facebookshare on whatsapp

El cuaderno de Alberto

Después de la derrota en las PASO, Alberto decidió tomar nota –literalmente- de los problemas de la gente. “Escuchar al Pueblo”, como se dice. Y salió de recorrida con su cuadernito y su birome a tomar mate en la casa de algún vecino del conurbano. El cuadernito no es un boceto hecho en una servilleta y firmado por Picasso, pero dentro de unos años va a cotizar sus buenos mangos: no tanto como una carta de San Martín o de Belgrano, pero siempre habrá un historiador dispuesto a invertir unos pesos en un incunable. 

- ¿Y a usted que le preocupa doña Rosa?  —pregunta el presidente. 

- Es que no alcanza para la comida… a guiso y polenta tenemos a los chicos. Nunca un pedazo de carne. Ni para osobuco alcanza. 

Y Alberto sintetiza “pobreza”. 

Julián, un laburante sin trabajo, le cuenta:

- Acá no hay día que no termine a los cohetazos. La otra noche mataron a un vecino para robarle las zapatillas. Acá en la frente —se señala con el índice— le metieron bala…

Alberto escribe, con caligrafía universitaria, “inseguridad”.

Y así va llenando el cuaderno de palabras: “inflación”, “trabajo”. “Salud”. Que es bien distinto a escribir “en la otra esquina venden paco y los pibes están todo el día drogados y salen de caño a matar así porque sí”. 

El poder de síntesis se usa mucho en las parejas desavenidas. Es más fácil decir “creo que no te quiero más” o “el amor se apagó”, a decir: “me enamoré de otra persona”, frase que abre la puerta a reclamos y pedidos de explicaciones. 

Alberto lo entiende bien: “Cohetazo” es más que “bala”, “bala” más que “robo”. “Robo” más que “inseguridad”.  Cuando completa la primera hoja, Alberto le manda una foto de celu a Santi Cafiero, que con buen criterio le sugiere agregar las palabras “Macri” y “herencia”.  

Sus alfiles (¿sus?) Guzmán y Manzur viajan a EEUU, al imperio, en busca de un acuerdo con el Fondo. Explican que tienen buenas intenciones. Luego de escuchar pacientemente la cháchara criolla a la que ya están acostumbrados, los operadores del Fondo preguntan qué opina la Vicepresidente/a al respecto. Palabras más, palabras menos, los alfiles dan a entender que Cristina está alineada con la idea de pagar la deuda. Que no es lo mismo que decir que está absolutamente de acuerdo, porque Manzur, Guzmán, Alberto Fernández y el mozo de Wisconsin que servía café a los acreedores del Fondo saben lo que piensa Cristina. Tanto lo saben, que en el acto del 17 Hebe y Boudou, únicos oradores, declaman que no hay que pagar la deuda. Alberto se junta mucho con los ricos —condena Hebe—. Interín, un juez de Dolores cita a Macri a indagatoria con expresa prohibición de salir del país. Pero resulta que Macri se encontraba, precisamente, fuera del país. Los medios hegemónicos de la oposición se burlan del Juez y nos recuerdan que Martín Bava (así se llama) obtuvo un dos en su examen de concurso. Para compensar, los medios hegemónicos del oficialismo sugieren que Macri entorpece el accionar de la Justicia. El juez Bava se pregunta si no se habrá metido en camisas de once varas. Sobre todo porque percibe que sus allegados hacen comentarios a sus espaldas y cuando escucha algún sonido raro no puede distinguir con facilidad si se trata de simples carraspeos o de sonrisas socarronas. 

Con su cuaderno en mano, Alberto llama a un acto en el estadio de Deportivo Morón. Es el aniversario de la muerte de Kirchner y tienen que aparecer todos los dirigentes, ministros, intendentes y mascotas juntos en la foto, después ya habrá tiempo para peleas y reproches. Y van todos, menos uno. Menos una en realidad: a la cita falta Cristina. “No nos vamos a arrodillar ante el Fondo” exclama enfervorizado Alberto, aún sabiendo lo que se viene. Y lo que se viene es la cumbre del G20. El gobierno de EEUU le aclara a la diplomacia argentina que el presidente Biden no le va a conceder una reunión al presidente Fernández. Tampoco se la concede el Papa Francisco. Con toda la bronca contenida que se había guardado cuando la diputada Vallejos lo llamó “mequetrefe”, “inútil” y “okupa”, y él se quedó callado, Alberto intima a su tropa (¿su?) a conseguir algo… aunque sea una foto con Biden. A algún cerebro se le ocurre un plan genial: que el presidente se aloje en el Baglioni hotel Regina, que queda justo en diagonal a la Embajada de EEUU en Roma. Ahora sólo falta estar atentos para generar el encuentro casual cuando Biden salga a comer pizza.

Macri finalmente se presenta a Dolores, pero su señoría Bava se había olvidado de hacer los deberes para relevarlo del secreto de inteligencia, y entonces  la indagatoria se posterga. Hay que hacer a tiempo para procesarlo antes de las elecciones y vuela el oficio a la casa rosada para que Alberto, antes de subirse al avión rumbo al Baglioni, firme el decreto que habilite la declaración de Macri. Lo firma. 

Quizás preocupado por su falta de exposición, Rodríguez Larreta declara su simpatía por la aplicación de un nuevo impuesto a las viviendas “ociosas”. Le saltan al cuello propios y ajenos. Sobre todo los libertarios, que suben al ritmo del dólar. Como la izquierda. Suele ocurrir cuando la gente se pudre: se vuelca a los extremos.

Alberto en Italia explicando que en Deportivo Morón habló para la gente, pero que en realidad sí va a honrar la deuda, que lo tienen que entender. Macri a punto de ser indagado en Dolores y próximo a ser procesado por espionaje. Boudou, ex vicepresidente condenado, arrogándose la voz del pueblo. Cristina, multiprocesada, en riesgo de perder la mayoría automática en el Senado y la primera minoría en Diputados. A nadie le interesa la olla vacía de Doña Rosa, ni los cohetazos que tiran en el barrio de Julián: sólo les interesa que va a pasar en las elecciones del 14 de noviembre. Aunque ya todos conocen la respuesta —hasta el mozo de Wisconsin que sirve café en Nueva York— porque en Argentina —ya se sabe— si algo puede salir mal, generalmente sale peor.

Crisostomo Circellino

Seguir Leyendo

¿Sos de izquierda o de derecha?

Identidad Política

¿Sos de izquierda o de derecha?

Por Hernán Bonamino

La bufanda de Malvinas

Argentina

La bufanda de Malvinas

Por Gaston Yaryura

¿Desarrollo sostenible o acción por el clima? La integridad socio-ambiental como factor clave para lograr la cohesión

medioambiente

¿Desarrollo sostenible o acción por el clima? La integridad socio-ambiental como factor clave para lograr la cohesión

Por Agustín Matteri

El grupo Wagner y la insurrección en Rusia

Política

El grupo Wagner y la insurrección en Rusia

Por CYF

Nuevo estudio del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA

Sociedad

Nuevo estudio del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA

Por CYF

Telemedicina

Salud

Telemedicina

Por CYF

Footer LogoFooter Logo
twitter logomail footer logoinstagram logo

© 2024 cambioyfuera.com.ar
Todos los derechos reservados